sábado, 1 de febrero de 2014

GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN EN EL AULA


Nuestro mundo está  inmerso en una sobreabundancia informativa. Aunque este fenómeno no es nuevo, está cobrando una especial importancia llegándose incluso a hablar deInfoxicación (Alfons Cornella , 2000). Como docentes, en estos momentos hemos de funcionar como curadores de contenidos.
Para ello, lo primero que debemos hacer es enseñar a nuestros alumnos a realizar una búsqueda eficaz en Internet. Tras lo cual, indicarles cómo podemos gestionar la información por medio del filtrado de datos, con el fin de seleccionar lo relevante de lo que no lo es. El alumno puede recurrir a Sindicaciones RSS o marcadores de navegadores entre los que destacamos Feedly. Evernote o Delicius son otras dos opciones a las que se puede recurrir.
Una vez recopilados sus intereses enseñaremos  a nuestro alumnado a organizar sus recursos. Una de las mejores herramientas a la que podrían recurrir es a SymbalooEdu, herramienta fácil de manejar con un entorno gráfico atractivo y que nos permite crear nuestro PLE en el escritorio
De esta manera y, a modo de conclusión, podemos convertir el problema que puede genera el raudal de información recibida, en algo tan positivo como crear en nuestro alumnado un espíritu crítico y  un uso inteligente de la tecnología

Como docente gestiono la información a través del uso de twitter (listas), correo electrónico, nubes (google drive, dropbox) y marcadores sociales (diigo,  pinterest). Actualmente organizo mi información en carpetas, que incluso puedo compartir, con Evernote y guardo información  que me interesa para leerla más tarde en Feedly

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada